domingo, 7 de diciembre de 2008

El sueño de Dalí


Yuxtaponer realidades es la labor del creador. La creación sobre lo fijo, lo preestablecido. En ese sentido el artista es deicida, hombre, mujer, piedra, rosa, mar o delfín. Medio para llegar a ser y no como lo conciben algunas ideologías políticas, esto es, la puesta en marcha de mecanismos que transformen la mentalidad de las gentes, sino para la realización de él, de su mundo interno. Buscar exacerbarse a sí mismo, en aras de devenir, no de existir y lograr morir en el intento, a través de sí mismo, de su obra. Y así levantar sus huesos, su tiempo y comenzar todo de nuevo.



Los sueños de Akira Kurosawa




3 comentarios:

suvoyeur dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
suvoyeur dijo...

"...el fracaso, como verdadero y supremo fin". La piedra puede ser distinta pero el golpe siempre duele y nos lleva al mismo lugar, a esa caída disforme...

Salud por el arte, amigo. Porq el arte no le debe nada a nadie, el arte sólo se debe así mismo, así sea desde un rincón y en una eterna pausa.

pd. le debemos a dalí la visita en el centro

Christopher dijo...

... el arte es siendo ...