miércoles, 15 de julio de 2009

Última noticia


Una mujer de aproximadamente casi cincuenta y tantos años sufrió un desmayo en su domicilio ubicado en la calle Monopinta 211 – entonces Cayoma. Al parecer ocasionado por la aparición de una nueva arruga en su rostro.

La afectada, identificada como Filomena Campanela, fue encontrada con un chuchillo en la diestra, de cubito dorsal y un pomo en la siniestra. Un San Pedro exangüe descansaba en el rincón de la habitación.

“Estoy dispuesta a eliminar a esa maldita” aseveró a los agentes policiales.

Fuentes allegadas a la susodicha confirmaron su internamiento en el hospital de salud mental Koguchi, por poner en peligro la libre actividad periodística.


Hector Lavoe y su Periódico de ayer

No hay comentarios: