miércoles, 9 de diciembre de 2009

Dulce espera


Cada vez que entro a una sala de cine siento un millón hormigas recorriendo mis canillas. Pero sobre todo al sentarme y al esperar que las luces bajen. Y que mi visión vaya perdiendo definición de a pocos. Y que el ecran ilumine todo.

No hay comentarios: