viernes, 31 de diciembre de 2010

Mañana era año nuevo



Para cuando empiecen las bombardas y los cohetes ya todo habrá acabado. La basura acumulada en las calles, la música tardía, bienvenido aguadito adiós farra, las caricias lentas, pero irremediablemente muertas, las uñas correctamente arregladas, los cabellos lisos, el vestido nuevo, listo para ser devorado, la ropa exterior de color correcto para atraer la buena vibra. Un nano segundo es más largo que lo que toma decir feliz … ¡Cuántas mujeres no podrán desembarazarse, sino al contrario! La prensa amarilla y blanca, ahora bermeja, siempre lista. Los viajecitos para parecer feliz. Los estados de emergencia y las salas sanguinolentas se hacen presentes. La morgue repleta está. El año nuevo es corto, pero sus efectos largos.

lunes, 13 de diciembre de 2010

Lunar



La besó de inmediato, sin siquiera mirarla. Sin saber su nombre. Tal vez para nunca tener que olvidarla, entonces ya sería recuerdo. O para irse, también rápido, y sumergirse en el vendaval cotidiano. Recordó un lunar, sin embargo.


The Killing Words de Queensryche


domingo, 14 de noviembre de 2010

Grindey



Octubre 26, camino a casa, siete y media, a las nueve toca Greenday en el estadio de San Marcos. Dos jóvenes conversan en el asiento posterior.


- A ver dime una canción de grindei.
- Ay no me acuerdo ahorita.
- Pero una pes para acordar.
- A ver … ameriquan idiod, hay otra, es bien largo el nombre … wuey uen cetemba nd … algo así.
- ¿Y de qué habla la letra?
- Mmm, bueno es de … a ver … no me acuerdo bien, creo que del final, es bien romántica.


Me datearon, luego del concierto, que Billie Joe Amstrong le gritaba a la multitud “Turn off your fucking cameras” pero eso solo motivo más flashes y luces multicolores.


Time of your life de Greenday


domingo, 17 de octubre de 2010

De refilón



Veo gente revestida con Smartphones entre sus dedos, visten y calzan harapos y viajan en autobuses malolientes, a punto de destartalarse. Son mendigos de las apariencias.

domingo, 26 de septiembre de 2010

Despedida



Death is no longer an excuse to grieve, but to remember the beloved ones, the way they were.




Posdata: para ti Rosita, que nunca llegaste a ver el mundo, acaso imaginado por tus ojos sellados. Tus padres, en cambio, llevarán tu recuerdo como se quiere lo que pudo y no fue, lo imposible, lo finito.



Solo Dios sabe de Carlos Bolado

martes, 24 de agosto de 2010

Pendulum




It’s late




It’s always late



It’s always been late



It’s always been late for love




It's always been late for love to find lovers.

lunes, 28 de junio de 2010

Adagio


El filósofo tiene que dar cuenta de lo que resulta extraño a los ojos de los demás, debido a la notoriedad o particularidad de un hecho, pero evidente ante los suyos.

domingo, 13 de junio de 2010

A kiss without lips



Every person he saw passing by left a twinge in his heart. Nobody looked like her, but he seemed to react to every single girl.

The airplane landed at twenty past twelve. But an hour later she hasn’t appeared yet.

Time is heartless sometimes. They only had two hours, maybe five more minutes.

Finally she showed up. Light clothes, skin of melon, flying feet.

It was twenty past one and a lot of things to do, but her plane was leaving at four or so.

They had no choice, the necessity to find seats or anything similar was imperious.

It was warm at the beginning, but outside the airport the carving wind peeled him off and he was reduced to mere bones.


****


He gazed at her like the first time, but she thought love was unreal and that was her shell against any intruder. He needed her voice, though.

Perhaps she as well.

It’s said that once a person walks into someone’s life, then it’s impossible to forget him or her.

However, he knew, under the present circumstances, she was beyond all the girls from his past. He’s been waiting all this time to always meet her again, to be pushed towards her by the natural force of any previous relationship in his life.

He tried to kiss her. That was his first mistake.

Pineapple and orange juice, sweet and bitter, light and darkness, white and black, the sun and the moon.


****


Time had come to the end.

He walked her to the check-in.

They climbed the stairs, probably to make the departure slower.

“I’d like to see you again” – she retorted.

He let her hug him.

He didn’t try to kiss her again. That was his second mistake.



Eye to eye
de Fates Warning


domingo, 30 de mayo de 2010

Ajustes



Al maestro Lucho Barrios


Hace cuatro décadas, la madre de un amigo muy cercano, del cual no mencionaré su nombre, quedó en estado. Entonces no existían ecografías que determinasen el sexo, pero ella, luego de tres hijos, naturalmente, esperaba una rosita. Su esposo, en cambio, anhelaba un cuarto varón. Irónicamente no recordaba ni el momento, ni el lugar, ni las circunstancias en que ellos fueron concebidos. La resaca le duraba varios días. Siempre fue distante y distinto con ella.

La barriga de la doña creciendo iba, y con ello su esperanza de alumbrar una niña. A veces ayudaba predecir, y el vaticinio de la abuela casi no fallaba, vientres en punta y pequeños correspondían a una damita. Paralelamente el marido se tornaba más hosco y huraño. A los pocos meses la niña arribó y no tardó en ser la alegría de la madre y la abuela, su padre apenas la miraba.

Treinta y tantos años más tarde regresaba a su país después de una larga estadía en Europa. Venía a casarse, a regalarle tamaña dicha a su madre, a sus hermanos y también a su padre.

El día de la boda, sin embargo, se salió con su gusto. Entró del brazo de su hermano mayor, felicísima, ante la mirada atónita de unos pocos.


Mi niña bonita de Lucho Barrios


domingo, 2 de mayo de 2010

Caja china


Querida Tantriste:



Comprendo, a pesar de ligaduras indecibles e innumerables, que llegó el momento de agradecernos la intimidad de los últimos meses y decirnos adiós. Todas las ventajas serán tuyas. Creo que nunca nos entendimos de veras; acepto mi culpa, la responsabilidad y el fracaso (…) Acepto también, como merecidos, los momentos dichosos. En todo caso, perdón. Nunca miré de frente a tu cara, nunca te mostré la mía.

J.C.O.


Volvió a la habitación una vez más. Tal vez para guardar un recuerdo último. Reconoció los cajones abiertos, la cama aún sin arreglar, una blusa colgada y una corbata atravesada; medio vaso lleno de agua, el cenicero rebalsando, sus pastillas contra la migraña. Anheló que la presente impronta y su deseo se fundieran y le enviaran recuerdos tardíos, ya no para hacerla cambiar de opinión, ni despertar cierta misericordia, sino para torcer cualquier atisbo de prosperidad en su vida por venir, a partir del simple hecho de haber visitado el cuarto vacío y así haber logrado inmovilizar el pasado. Era su forma de vengarse. Su libro favorito descansaba sobre el velador de ella.


This house is empty now del maestro Elvis Costello

martes, 13 de abril de 2010

Prensa papa


Era casi medio día, y el concierto en la cocina ya había comenzado. El menú, nada opíparo, prometía: papas rellenas. La señora que nos ayuda se ausentó unos minutos, necesitábamos harina para maquillarlas. Fui a la cocina y cogí el prensa papa, el mismo que veía a mi madre manipular cuando tenía la edad de mi hijo; apenas alcanzaba a verlo sobre la mesa, me parecía una herramienta extraña, foránea. Sigue oxidado, verduzco y frío. Lo imagino como esas trampas salvajes hechas para capturar animales libres o esa máscara hecha de clavos que el personaje principal del film Saw utiliza para escarmentar a sus víctimas. Pero hoy, mientras ayudaba a preparar el almuerzo, pude ver a la humanidad entera deslizándose perezosa entre los orificios que este utensilio dejaba libre.


Post scriptum: las excusas del caso, pues este video ya fue utilizado en un post anterior, y no voy a pecar de vanidoso en colocar el link y así garantizar su lectura. En todo caso confío en que no lo hayan visto, la verdad es que este blog es tan poco leído, que sobran las aclaraciones. Por cierto, gracias Wayra, tu comentario sigue allí, mi respuesta también.


Parte del film The wall

domingo, 14 de marzo de 2010

Clase de inglés


Les había explicado algunos usos de la palabra like. Luego tenían que completar una serie de oraciones utilizándola. Caminé alrededor de ellos en caso necesitaran ayuda. Pasados cinco minutos o más juzgué propicio escucharlos.

- ¿Voluntarios?

Sin embargo algo me hizo cambiar de opinión y enseguida llamé a una alumna.

- ¡Paloma!

Naturalmente se sorprendió, asentí con la cabeza.

- Me gustaría conocer el clima de… España.
- ¿Por qué?
- Porque mi papá vive allá.

lunes, 1 de marzo de 2010

Hombre pez


Hace poco zapeaba la televisión, pues ella me sirve para anestesiarme y perderme en el laberinto del sueño, cuando un experto en pescados explicaba los modos de identificar su frescura. Uno de ellos recaía en los ojos de la presa; saltones como uvas deben ser. Un hombre recostado al filo del catre de una habitación de hotel entrevé, a través de la puerta semiabierta, la cortina a medio correr de la bañera. Hitchcock termina su famosa escena de la ducha con la pupila dilatada de la victimada Marion Crane. El mismo hombre seguramente recuerde el comentario de su amante sobre sus ojos dilatados y tal vez repare no en que el calor dilata los cuerpos, sino que algunos cuerpos y sus partes se dilatan luego del combate amoroso.






domingo, 14 de febrero de 2010

Rendezvous


Lo había citado temprano, un almuerzo familiar le impedía quedarse mucho tiempo. El momento era propicio, la coartada impedía cualquier posible reconciliación.

- Ya no te quiero.

Pareció esbozar una sonrisa incompleta. Miró algunas aves surcar las nubes y desaparecer en el horizonte. El follaje temblaba.

Era una tarde hermosa, perfecta, tranquila. La brisa se deslizaba sin apuro.

No la vio alejarse, el sendero lucía sereno y confiado.



jueves, 4 de febrero de 2010

La silla de Adán


De él mucho se ha dicho, pero poco queda al descubierto. Su sobretodo lo abrazaba de la cabeza a los pies. Nunca lo vi, pero aquellos que sí dieron fe de su presencia avasalladora. Eloy Jáuregui lo escuchó cantar el castellano, el pecho pegoteado de tallarines malolientes, el copón de aguardiente bajo el mentón. Previamente sazonado, Oswaldo Reynoso armose de valor y le entregó, tembloroso, el borrador de Los inocentes. “He leído su texto y me ha dado miedo” le espetó el vate en su rostro. “Usted va a sufrir mucho en el Perú”. No dijo más, pero el hálito de pisco quedó colgando del eco de su voz. Luego de ese encuentro el propio novelista saldría a su encuentro, en la esquina de Chancay con Colmena, para salvarlo de una patota de pirañitas ante los cuales el poeta, vencido, clamaba un poco de cariño. Luis Alberto Sánchez lo llamó “gitano de su verbo, lo raptó cuando apenas balbuceaba, y ha logrado romperle las articulaciones para obligarle a todo género de piruetas” y en el mismo colofón a La Casa de Cartón sentencia Mariátegui la conciliación entre el Génesis y Darwin que su nombre intenta. Algunos versos suyos deben descansar aún en la habitación que ocupaba en El Comercio, las otras en las huellas que dejara Genaro Ortiz al matar a Marcelino Domínguez y aunque las mesas ya no son las mismas, antes eran de madera, El Cordano guarda los recuerdos de su impronta, su chela negra y su ceviche de rigor, los poemas en servilleta bordean su rincón, que ascienden hasta Humareda y su sempiterno sancochado.




Frédéric Chopin

miércoles, 27 de enero de 2010

Feliz cumple año Domenico


Parce que ton sourire c’est ca que j’ attends et espère prendre avant de partir trés loin pendant l’arrivée de la nuit.

domingo, 17 de enero de 2010

Azar


Es bueno volver sobre los libros, como se vuelve a un antiguo amor, no se le visita, pero se le echa un vistazo. Desde luego, el encuentro puede ser un fiasco total.


El maestro Eric Clapton y su Old Love