domingo, 14 de febrero de 2010

Rendezvous


Lo había citado temprano, un almuerzo familiar le impedía quedarse mucho tiempo. El momento era propicio, la coartada impedía cualquier posible reconciliación.

- Ya no te quiero.

Pareció esbozar una sonrisa incompleta. Miró algunas aves surcar las nubes y desaparecer en el horizonte. El follaje temblaba.

Era una tarde hermosa, perfecta, tranquila. La brisa se deslizaba sin apuro.

No la vio alejarse, el sendero lucía sereno y confiado.



2 comentarios:

Lucila dijo...

Hola estuve revisando tu blog y me parece muy interesante y entretenido, sobre todo que la información es detallada y precisa, espero que sigas posteando más temas para informarnos y comentar.
Saludos.

Guissella dijo...

Déjame felicitarte, que bueno que está tu blog los temas tienen la información exacta que me interesa, sigue posteando más sobre estos temas.
Felicitaciones.