viernes, 15 de junio de 2012

Silencioso



Siempre voy a preferir el silencio a la palabra; vuestro ruido al mío; escuchar pronunciarte. Y solo de repente, tal vez, proferir la palabra incierta.