jueves, 21 de agosto de 2014

Felino





Aquella madrugada había soñado que arrojaba felinos, sin cesar, a las ruedas de un auto. La noche siguiente, de regreso a casa, vi una mancha oscura, grisácea, por el espejo retrovisor del lado del copiloto. Voltee y pude ver un pelaje casi aplanado, aún moviéndose.

8 comentarios:

Orietta Trebejo dijo...

ohhh :O no me digas!!! que el carro de Dario paso por sobre un gatito?
bueno te contare que los sueños premonitorios suelen pasar muy a menudo con migo, es mas antes de ayer tuve uno, casi siempre los tengo casi tal cual,y ya les tengo algo de miedo si no son tan bonitos, por que casi siempre son de los feos que se cumplen.

Christopher dijo...

... me escapé de la pesadilla, o mejor dicho, la pesadilla huyó libre y se ocultó detrás de mí ...



... saludos, Orietta ...

Orietta Trebejo dijo...

o quiza la pesadilla te siguio a ti, como suele hacerlo ya viste que el casi se hace realidad, :)

Christopher dijo...

... la pesadilla sigue libre, reaparece cada vez que abro los ojos ...



... saludos Orietta ...

Erika dijo...

Sólo espero que soñar que enseñas echada en la cama con tus alumnos frente a tí no sea premonitorio porque ya no sabría si vivo en un sueño o si el sueño se habría apoderado de mi existencia. ¡Sería de horror!

¡Saludos, Christopher!

Christopher dijo...

... bueno, tal vez aún continúas dormida y sigues sin darte cuenta ...


... saludos, Erika ...

Marianne Garcia Palacios dijo...

Siempre me he dicho que los sueños son cosa peligrosa. Majestuosas, terroríficas también pero cosa peligrosa

Marianne Garcia Palacios dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.