miércoles, 2 de septiembre de 2015

Deporte chatarra







Un padre sube al bus con sus dos hijos, visten shorts, camisetas de deporte y canilleras, sonríen. A los cuarenta minutos bajan y se aproximan a un restaurante conocidísimo de comida rápida, van presurosos, casi felices. Es sábado y el reloj marca las diez y treinta de la mañana.



Father and Son de Cat Stevens

No hay comentarios: