jueves, 3 de diciembre de 2015

Los caracoles



A José Watanabe

A ti y a tu recurrente impostergable despedida




Encorvados siguen sus pasos falsos 
arrastrándose entre las erres 
mal pronunciadas 
como esperando algo tardío que nunca llegará. 
Impaciencia postergada 
no hay apuro ni de partir ni de llegar. 
De pronto una pisada humana hace trizas lo que fue
lo que pudo ser y no más. 
Su equipaje es una mancha babosa en el asfalto
el recuerdo de lo sido
de lo pretérito 
de la pesada maleta llevada a cuestas 
por ene caminos 
e infinitos años.

6 comentarios:

Marianne Garcia Palacios dijo...

Pareciese sacado de uno de los cuentos de Poe, especialmente porque eleva la imaginación.

illari dijo...

Dicen que el universo tiene la geometría de un caracol, con un centro que sería el inicio de todo lo que hay, la geometría sagrada del eterno círculo que gira cada día inexorablemente. El tiempo es un hoyo absorbente del cual caemos , otra vez, en círculos...

Christopher dijo...

... los cuentos de Poe son extraordinarios, han influenciado tanto a los narradores venideros. Simplemente intenté reflejar lo que siento y veo cada vez que me encuentro con ellos ...

Christopher dijo...

... vivir, nacer y morir son las caras de una misma moneda, volver, partir y desenvolverse, también. Al final hacia ahí vamos, en nuestro devenir nos acercamos al final, es decir, al origen, siempre ...

Marianne Garcia Palacios dijo...

Siento muy claro lo que quiere reflejar y como lectora me encanta mucho su estilo, tiene una pizca de misterio con algo más que motiva.

Christopher dijo...

... es bueno saber que hay alguien al otro lado poniendo un poco de orden a mis ideas. Así uno ya no se siente tan solo, Marianne ...