miércoles, 28 de diciembre de 2016

Farewell Leia







Imaginemos la tristeza de Luke en 1977, queriendo huir y seguir de ese modo el mandato de la sangre, advertirle a su entonces desconocida hermana, Leia, que un imbécil treinta y ocho años más tarde le diría que baje de peso para garantizar su retorno a una nuevo mamarracho hollywoodense. Huye parece decirle Mark Hamill a Carrie Fisher, ya eres gloriosa, tus ojos no necesitan más bodrios. Y así fue, se lo tomó muy en serio, se subió al Milennium Falcon y partió al más allá, a donde nadie la alcanzara, ni los críticos, ni directores mediocres ni tanto posero. Y de esa manera se volvió mas inmortal.  
      



Star Wars o Las guerras de las galaxias, la original


sábado, 24 de diciembre de 2016

Feliz Navidad papito Ribeyro







El gran Cortazar, el único, solía decir que Poe y Baudelaire eran la misma persona, en mi caso debo decir que Ribeyro es, sin lugar a dudas, mi verdadero padre, prueba de ello son las páginas que dedica en su diario La Tentación del Fracaso a propósito de Navidad.    




Posdata: ... las excusas del caso, creo que este mes me he excedido en las entradas, pero como sugerí en el antepenúltimo post, entre ojear, tocar guitarra y escribir, he intentado sortear el todavía  vendaval navideño ...
    



Numb






No existe la mujer ideal, solo la mujer y lo ideal.



*****


Se acercó a la casa y la vio llegar en un taxi, inmediatamente retrocedió. Había alcanzado a ver su perfil y el gesto de pagarle al taxista y de coger unas bolsas, el auto avanzó hasta él y giró, se ocultó detrás de un arbusto, sintió que podía ser reconocido. Luego escuchó la puerta cerrarse y el picaporte cruzar el seguro. Un avión retumbaba en el cielo y vio una pareja caminar hacia él, un vecino mirón y una cegatona cruzando la vereda; el sonido de la calle fue lento, de música lejana. Caminó despacio, hacía viento y se asusto al oír pasos cerca a él. Llegó al paradero y se marchó a casa.  




*****



La primera vez la veía alejarse a casa, la última vez entrar.





Rata Blanca y Talisman





Comfortably Numb de Pink Floyd

viernes, 23 de diciembre de 2016

Mea culpa navideño






Al final llegó lo esperado, seamos justos, así como Borges decía que modificar un hecho pasado equivalía a crear una nueva historia universal, del mismo modo mis errores le han costado caro a otros cercanos a mi y a aquellos no tan cercanos. Por eso estas fiestas no deben ablandar el corazón sino mostrarlo tal cual, lacerado si es el caso, mordido y pegoteado; por lo pronto debido a los cambios en mi vida durante este año y que continúan su curso, he vivido ansioso desde la semana pasada, porque sé lo que vendrá mañana, he variado los presentes de los enanos. En mi caso, mi mejor y único regalo será la sonrisa de Domenico reflejada en una lágrima mía.      



Posdata: ... recuerdo una navidad de la primera mitad de la década de los ochentas, mucha ansiedad palpitando dentro de mi, asomándome por la ventana, escuchando y viendo los cuetecillos reventar y volar por los aires. La memoria me falla, creo que aún era de noche cuando descubrí debajo de mi cama el regalo de mi madre: un auto que avanzaba y cuyas luces giraban y se encendían como las de un patrullero de verdad, pero no era un carro policía. Y digo que el recuerdo me juega una mala pasada pues creo que mi madre me lo dio antes del 25, es decir en nochebuena, tal vez mi padre no la dejó quedarse conmigo o a lo mejor me levanté la madrugada del 25 y lo encontré ahí. Pero sí recuerdo claramente el deseo de tener ese carro, como algo soñado que se pierde en el transcurso del día ... 

lunes, 19 de diciembre de 2016

Fraude






Desde el punto de vista del cliente, una vinileada carece de sentido si la mercadería es la misma y los precios también. Creo que en un verdadero evento para vinileros la mayor parte o toda la mercadería debería tener un descuento provocador, 50% o 40% off. Por eso es absolutamente ridículo ofrecer discos venezolanos a 20 lucas y primeras prensas del país de origen de la banda a 300 y 500 soles. 

lunes, 12 de diciembre de 2016

Resiliencia






No hay nada como volver a empezar, nuevos compañeros de trabajo, pseudo amigos, lugares desconocidos que visitar, nueva gente a la cual coquetear, lanzar guiños, relajar las piernas sin necesidad de revelar demasiado, meterme las manos a los bolsillos y no tener que responder preguntas indiscretas, como diría el tío Reynoso ser más hombre que nunca. Fumar un cigarrito, botar el humo, comer canchita y esconder la guata, sonreír y mostrar los dientes, atrapar algún ingenuo o jugar el juego de los ingenuos, nadie sabe nada, ninguno se conoce, no me acuerdo de nada, no hay derecho a reclamo. Qué felicidad tan grande la de vivir otra vida, otras vidas! Qué rico es fungir algo que no soy, pretenderme una identidad nueva, como diría Blanquita, fabular tu historia, tu cuerpo




Posdata: … los expertos hablan de la necesidad de estar medicado y mirar el sol y si no lo hay, dibujar uno para nuestro beneplácito. De ahí que los consultorios de los psicoanalistas lleven un dibujo, un cuadrito o en su defecto algo que suponga alguna esperanza. El mío aún no aparece, se me acabó la tinta de los crayones. Que cojudos son esos tipos al esperar que uno quiera sonreír luego de una tragedia, mejor será enlutarse y no esperar a que el tiempo cure las ideas y las heridas, siempre cabe la posibilidad de hacer heridas más grandes donde las chiquitas puedan zambullirse a su antojo y eventualmente aparecer y desaparecer…


lunes, 5 de diciembre de 2016

Veredicto






Viendo fotografías, releyendo mensajes y escuchando audios pude comprobar que nosotros, los seremos humanos, poblamos los espacios y los objetos con un sentir que nace de lo cotidiano y nos lleva más allá de él. Entonces puede ocurrir que una noche te pasas horas mirando la pantalla del celular, un poco inerte, deseando recapturar esa estela perdida ya no entre el objeto y tú, sino en algún otro lugar. Tal vez empozada en esa corporeidad que prisionero te lleva a su encuentro imaginario, a ese no lugar, espacio flotante donde finalmente puedes mirarle por los huecos de tu nariz y contar los huesos de su pesadez, esa liviandad que la aleja más y más de ti y que solo te permite re-conocerle en esa imagen suya en movimiento. 




Posdata: toda, absolutamente toda la semana con Empty Rooms del gran Gary Moore.


lunes, 28 de noviembre de 2016

Trabajo de campo





Buscando el detalle cualitativo, lo obvio que pasa desapercibido, la sombra cuantitativa acechando, queriendo clasificar todo, pero fracasa, una y otra vez, al fin.    

lunes, 21 de noviembre de 2016

Happy Day of the Dead




                                                                                                             You are tonight 
                                                                                                             You and two nights
                                                                                                             We to night 
                                                                                                         





Tus manos filudas, las galletas de avena y el piso frío de la madrugada. 



Incubus y Drive

lunes, 14 de noviembre de 2016

Testigo





De mi tío Dante dicen que descendió a los infiernos y presenció la amonestación de los vivazos y de los que se hicieron los muertos.  



Alan Parker y su Angel Heart


lunes, 7 de noviembre de 2016

Voluble





Domenico: ¿Te gusta el panetón?
Ignacio: No.
Domenico: ¿Por qué?
Ignacio: ... mmm, no me gusta la pasa. No, no me gustan las frutas confitadas ... 
Ya no me gusta el panetón! 




Posdata: la autoría del post le pertenece a Domenico, yo simplemente reproduje tal cual su memoria recordó el diálogo y me lo contó. ¿La canción? se la hice escuchar y le encantó! 


Euthanasia de Tyger of pan tang

martes, 1 de noviembre de 2016

Amor de todas mis vidas





Te amo con toda mi alma frejol panamito, días y fines de semana, eres mi pasión futbolística, eres el mejor, el más grande, eres perfecto. Contigo todo, antes de ti nada ni nadie, fuiste el primero, mi primer dolor. Mi bebé hermoso, sucio, con pie de atleta y olor a pezuñita en el sobaco y en la rayita, amante del reggaeton y de las fiestas hora loca piraña, de la ropa sin marca y la frase directa, sin rodeos, harta lisura de tu boca bella, zapatillas blancas y corte pelotero. Nunca he de dejarte, jamás dejaré de amarte. Mi bebito, mi chanchito bello, mi osito percudido, mi elefantito cagoncito, mi papi maloso, achorado, faitecito. No cambies, porque te quiero y te amo así! Siempre para ti, dispuesta como un Johnny Walker rojo con tinta azul de lapicero pilot.   




Full Metal Jacket de Stanley Kubrick


lunes, 24 de octubre de 2016

Mucho vello, pocos bellos y harto fello





No soy yo la de la foto, pero mi otro yo, tan solo una parte; tampoco lo mejor de mí, ni lo más real, mucho menos lo que los otros solo pueden ver, sino lo que no tienen más remedio que ver. Por eso ruego a todos sean algo honestos y me digan cómo luzco realmente.



En efecto, la leyenda anterior debería ser incluida de grado o fuerza antes de subir una foto a Facebook, toda vez que éstas no suscitan ningún tipo de comentario negativo del tipo te ves horrible, se te ve el rollo, si realmente supieran como eres, solo muestras tu mejor ángulo, o cosas por el estilo. Lo cierto es que para el común de las personas no parece muy coherente que amigos o familiares critiquen de manera negativa la foto de alguien cercano, en otras palabras, todos son fermosos en Facebook, sin embargo sabemos que nuestro circulo inmediato puede y a menudo comete errores y no por eso marcamos distancia de ellos, lo cual es válido, pero despierta suspicacia. ¿Es que acaso existe ya no la doble, sino triple y cuádruple moral en el mundo ideal, virtual? ¿Desde cuándo Facebook definió la perfección como algo exclusivo? Dejémonos de cojudeces de una buena vez, ese mundo quimérico y farsante tiene como objetivo embobarnos más, hundirnos en las apariencias y los efectos, llenar los vacíos reales, cubrir las imperfecciones. Entonces esa suerte de complicidad de hecho y de pensamiento, esa lealtad a prueba de balas, que va más allá de las inconsistencias morales se extiende al terreno virtual a través de un like, un me divierte, que lindos!, se les ve hermosos! etc, etc. Tal vez en aras de un gesto más realista sería bueno recordarles a nuestros conocidos que son unos desgranpados hijos de fruta, falsos, mentirosos, bígamos, poseros, horripilantes y algo más. A lo mejor eso podría afianzar nuestros vínculos o terminar, finalmente, por definirlos.



Las caras lindas de Ismael Rivera


miércoles, 5 de octubre de 2016

Lección número uno para los cachimbos de Comunicaciones





Hace mucho que los medios de comunicación y las plataformas novedosísimas, las llamadas redes sociales, también son consideradas responsables de los contenidos, es decir, de los mensajes que emiten y consecuentemente de las tendencias que crean.




En ese orden de reflexión el medio en sí, esto es, el formato a partir del cual se elaboran los discursos posee límites y efectos devastadores sobre los usuarios y la sociedad. Hecho por demás corroborado por autores de la talla de Pierre Bourdieu y Jean Baudrillard y no por Martínez Morosini, Nicolas Lucar, Steve Jobs o Mark Zuckerberg.




Lo cierto es que se trata de una responsabilidad compartida, pues los usuarios tienen que ver en el asunto, de ahí que sea completamente parcializado y demagógico decir que las tecnologías no son culpables, sino los usuarios.




Curiosamente son la propia gente inmersa en los medios, los jugadores de pokemon go, los adictos a las ventanitas, a las fotitos con filtro, a lo fácil, los pulpines y los psicolojudistas, quienes se esmeran en difundir esa ola de opiniones; lo justo sería realizar una autocrítica que vaya allende el tercer ciclo de universidad, algo concienzudo.




Sin embargo, sus argumentos no soportarían la crítica más débil, pues al ser ellos mismos los adictos y precisamente quienes menos saben de cuestiones que trasciendan las fronteras de google, lo más probable es que responderían con un like, un me gusta, un me divierte o algo por el estilo.




Me parece que el meollo del asunto se resume en lo siguiente: los defensores de las nuevas tecnologías simplemente dan su opinión y no un fundamento, es decir, quieren participar de un debate ideológico desde la doxa, tal cual lo hacen en las redes sociales.




Desafortunadamente sus ideas carecen de asidero y esto se debe básicamente a su éxito al capturar pokemones u obtener más visitas en segundos. En otras palabras, buscan aplicar las mismas reglas de juego de las plataformas donde se refocilan a sus anchas a terrenos pantanosos como la realidad o el mundo real.




Finalmente la conclusión es simple, a leer libros reales o virtuales y a debatir. La mesa está servida. 


Posdata: … el libro Sobre la televisión de Pierre Bourdieu y Lección sobre la lección del mismo autor, así como Contraseñas de Jean Baudrillard, Las alusiones perdidas de Carlos Monsivais, El orden del discurso de Michel Foucault y el clásico Apocalípticos e integrados de mi tío Umberto Eco podrían servir…



Accept y Balls to the wall


domingo, 11 de septiembre de 2016

Bipolar



                                                                                         Con el tiempo me di cuenta 
                                                                                         que aquello visto como una virtud
                                                                                         ya habíase tornado una pesadilla




Después de llorar un poco, se descansa mejor.

jueves, 1 de septiembre de 2016

Vívido





Ayer soñaba con tu mejor amiga, lo lamento, no puedo decir más, me reservo el derecho de otorgar detalles. Además, sigo recordando. 

domingo, 21 de agosto de 2016

Last night in Paris






Aún sigue en pie ir a París alguna vez, si te animas me llamas. 






Postdata: … al día siguiente vi dos francesitas subir al bus, admiré sus lunares, sus huesos, sus cuellos blanquísimos, sus cabellos castaños, su color de ojos entre verde y marrón. Las escuché y miré sus labios moverse, supongo que fantaseé un poco, imaginé más de la cuenta, formas, colores y aromas. Muy conchuditas ellas, sin embargo, pues no bien se presentó la oportunidad, ocuparon los asientos reservados para descansar ...



The Doors, ending scene





Patricia Kaas, Une derniere semaine a New York

lunes, 15 de agosto de 2016

Todo fue tan rápido!






Un gran amigo me llamó, le dije "pero es un día más". Me respondió que hoy no era cualquier día, que era especial por obvias razones, "pero es lunes". No, agregó; "bueno, está bien", un poco para no romperle la ilusión.  Sala silenciosa y torta anticipada, música ausente.


Hacia las 9:30 escuchaba Ac/dc, me laceré justo debajo de la comisura izquierda del labio, intentaba matar una espinilla. Mañana me afeitaré o tal vez pasado el lunes, antes me cortaré el cabello, estoy demasiado pelucón.
  


Postdata: ... el tema era T.N.T, pero el domingo Domenico y yo disfrutábamos Thunderstruck, a propósito del soundtrack de la película Daddy's Home, traducida como Guerra de Papás ...   





Thunderstruck de Ac/dc



T.N.T. de Ac/dc

lunes, 1 de agosto de 2016

Lo que vendrá







Hoy es el primer día del mes
el inicio del fin de año, el de los leones
y de la desesperación solitaria, no compartida
el de los silencios y los apagones, de los mensajes de voz y sin voz
de las llamadas en espera y sin contestar, de las señales de humo, de los parques sin 
estrellas, sin parejas, desparejados, sin arboles; hoy es el fin del inicio
pues todo es tan tan rápido, ahora te las veras sola, allá 
en el mundo real, allende los límites estupidizantes 
de Facebook, Instagram, Twitter y tanta
mariconada tecnológica
llevo meses sin pegar los dos ojos, no sé cómo me mantengo en pie, evitar perderme de ti
y el miedo a enfrentarme a la cama vacía me retiene
te recuerdo lenta, ausente, incesante, ineludible, como una peliculita en blanco y negro
este innatismo de tanto necesitarte y tan lejos no tenerte
si al menos no te tuviera un poco más cerca
abreviar la distancia entre dos océanos es tarea ardua
olfatear la voluta de cigarrillo de tus labios, verlos andar, caminar
dibujar pececitos de colores sobre la acera inacabable de tu recuerdo
levantando las pisadas, borrándolas
como los que se encuentran a portas de partir de este mundo
cambiando tu identidad, tu foto de perfil, tu nombre, volviendo a nacer, tus frases
como dos gotitas de agua de un caño mal cerrado que se entregan sin recato
en medio de la noche
medio cansadas de hacerlo de pie, sentadas, de costado, arriba, abajo, toda la rutina
aprendida, levantan las piernas y se abrazan, se raspan, se frotan, se rasuran
se guarecen del frío invierno limeño, citadino
con olor a café y leche caliente, milkshake de milo descendiendo la garganta 
frío en las calles y en los huesos, chalina concha de vino
mirada de saludo despedida, de adioses antes de conocerte
fin de los hechizos burdos para ahuyentar al ser desamado, de los malentendidos
ya no podré escuchar mi voz, pues hace mucho que la tuya me es esquiva
número bloqueado
tal vez sea preferible no leerte ni escuchar tu sonido
aunque podría servir para desilusionarnos más, para estirar la frontera de nuestro odio.
Hoy se acaba el año, ya hace rato que se fue, pero jugaba a retenerlo y perdí
el Dios cronos me mató de un porrazo, me cogió en el baño, sentado
intentando descifrar con palabras uno solo
un pensamiento tuyo, un recuerdo
una imago, pero ya es tarde
la suerte está echada
lejos de mí, de ti
de ellos, de cada espacio 
que creí
y luego
llamé nuestro
al fin




Posdata: por favor, al menos vean los videos, ni siquiera les pido que lean el texto, gracias. 


Frágil, Aquella niña





Third World, Got to get along without you

lunes, 18 de julio de 2016

Soundtrack





Always leaving, no place to go, scattered everywhere
your home is the silence, the road is your bed
the solitude your best friend
he’ll never leave you
can’t be missed forever




Se supone que debería seguir trabajando en un ensayo para la universidad, pero algo me detiene. En realidad, desde ayer, mientras escribía el post anterior, y más precisamente al verlo terminado, noté que faltaba algo, pero no sabía qué y ahora lo sé. Mientras veíamos la escena anterior, el final de Terminator, te hable del teclado que se oía de fondo, pero no lo percibiste, para mí era crucial y así llegamos a la clásica música setentera de la serie El increíble Hulk, transmitida en las tardes por el canal 13, cuando aún era un chibolito. En fin, la mencioné, pero creo que el sueño nos venció y no pude mostrarte el video. Acabo de verlo y he sentido una inmensa pena física derramada. Cuántos años! Cuánta tristeza y frustración contenida en una melodía! Cuánta verdad en la soledad de Bill Bixbi! La he repetido varias veces y la sensación ha sido siempre superior. Imaginarte tal vez en ese momento, ya de adulto, buscando algo o a alguien, encontrarlo de pasada y perderlo antes o durante el amanecer. No poder estar contigo para escucharte o consolarte, para acompañarte y darte un consejo siquiera y completar el vacío inevitable que la vida otorga no bien llegados a este mundo. 


The Incredible Hulk








Postcript: ... "people never die, as long as someone remembers them" ...

viernes, 15 de julio de 2016

Habitación





Hoy dormiré solo, al viento, arrellanado entre el desorden de tu vaho ausente, libre de tu ronroneo leve, verde, esperando tu pronto regreso.




The terminator de James Cameron, ending scene, only because we saw it so many times together. I think finally you started loving it, perhaps more or just like me.






Postcript: ... "in the few hours that we had together, we loved a lifetime's worth" ...

martes, 5 de julio de 2016

Sin artificios

                                                                                                 










viernes, 1 de julio de 2016

Rumor





En medio de la madrugada le oyó decir que solo a su lado, finalmente, lograba conciliar el sueño; ahora comprendía que todo este tiempo los caminos dispersos en su vida le habían conducido a nadie más que a él. Luego desapareció, como lo hacen las aves de paso, entre el murmullo del cambio de estación, a mitad de camino entre el odio y la venganza del amor; cuando aún lo amaba un poco.




Donde habita el olvido y Ruido de Joaquín Sabina





domingo, 19 de junio de 2016

Feliz día, papá Domenico!



Ya en mi temprana juventud, supe 
que debía preparar a mi futuro hijo 
exclusivamente para ser padre 




Acabo de volver a mi habitación y he visto los objetos desordenados, tal cual los dejaste; los dvds sobre la cama, las mantas hechas ovillo, las botellas de plástico en el piso, los dos pufs para alargar la poca extensión del colchón y así evitar que cayeras durante la noche, pero sobre todo tu presencia-ausencia incesante, tu vaho, tu carcajada inasible, tus manotazos y patadas medio dormidas, el olor de tus medias trajinadas, el hoyito misterioso, descubierto por azar siempre en la mañana, de la sábana, y yo buscando explicaciones innecesarias que le den algo de sentido a las estela que dejas en mi vida, cada vez que te acercas más a mí. 


Postdata: ... por un momento pensé que este domingo, aún por terminar, había sido el peor, luego él cruzó mi mente ...

miércoles, 15 de junio de 2016

Pasado



A la seis de la mañana la ciudad se levanta 

Julio Ramon Ribeyro




















Hay un momento del día, tal vez entre las cuatro y las seis, entre el preludio y el inicio del atardecer, cuando se ven reflejadas las sombras de los objetos en las calles y las luces de los autos aún ausentes, que el sol brilla sin quemar y la brisa refresca el rostro, los vendedores de fritangas pedalean más lento, las panaderías exhalan un aroma fresco, tibio, los primeros trabajadores retornando a sus hogares, entonces empiezo a recordar inevitablemente instantes pasados, intactos a pesar del tiempo, a lo mejor recreados por mí mismo o simplemente producto de una mala pasada de mi memoria, de mi deseo azaroso de volver a ser, de transmutarme en aquel que alguna vez fui.



Y través del vitral del tercer piso de este edificio, se dejan ver las pistas húmedas, lluviecita lenta y pequeña cayendo a cuentagotas y los autos discurrir en ella con cuidado; son las ocho de la madrugada de un sábado cualquiera y en la acera de enfrente el mismo mendigo descansa plácidamente sobre un cartón, a orillas de un restaurante fraudulento, cobijado por una manta verde y raída, y justo ahí cruzan mi memoria aquellas mañanas, aún felices, yendo de San Miguel a la Molina para ver la actuación de Domenico por el día del padre; entonces podía llegar al nido a tiempo e incluso en ocasiones recogerlo de casa y hasta verlo desayunar, coger el pan con la yema de sus dedos y dejar sus huellas de ratoncito sobre él; las pocas migas adheridas a la comisura de sus labios se enjugaban con el bigote de jugo de papaya que acababa de dibujar.









miércoles, 1 de junio de 2016

Dormido


A todo aquellos que quisieron vivir más de la cuenta





Creo en cada palabra dicha 
en mi mano prensando la tuya en medio del sueño 
en el calor de tu espalda sobre mi pecho
y las palabras pronunciadas con el idioma de los que nada pueden ver
excepto tus ojos en la penumbra 
y confirmo que a pesar de la distancia 
tu pensamiento es mío 
mi ronquido te pertenece, y hasta mis lunares y mi silencio 
llenarán la ausencia 
que ahora nos separa

domingo, 15 de mayo de 2016

Llamada






El teléfono sonó y no dijo nada. 


Luego rompió el silencio. 



“Quiero sentir tu perfección”.






El teléfono sonó. 


( ............ ) .



“Quiero sentir tu perfección”.






El teléfono sonó.


Al otro lado el mar, la brisa; una música lejana, de fondo; una respiración.



“Quiero sentir tu perfección”.





El teléfono sonó.


Al otro lado el mar, la brisa; una música lejana; de fondo, una respiración.




“Quiero sentir tu perfección”.

lunes, 2 de mayo de 2016

Dialéctico





Tal vez debiera entender toda esta serie de circunstancias, eventos desafortunados, como un proceso meramente natural o necesario, en aras de llegar a algo más, a otro lugar, a otro lado.

sábado, 16 de abril de 2016

In my defence





Aquella noche la amó tanto que hasta se olvidó de quien era, hundió todo su amor, la hizo padecer, la torturó hasta lo inconmensurable, marcó su piel con uñas y dientes, arrojó la lengua por la ventana, con un cuchillo de cocina cortó cada uno de sus dedos, lanzó el útero por el fregadero, dibujó un asterisco justo sobre el corazón, luego enterró la navaja lo más que pudo una y otra vez. Al abrir la refrigeradora sintió el aire frío recorrer su cuerpo, se sirvió una copa de vino, se sentó al filo del catre y observó sus ojos desorbitados. Destrózame la piel le había dicho.





viernes, 1 de abril de 2016

Inquisitivo





Hijo: Ayer fue la marcha contra la china 


Madre: Cualquier cantidad de gente, en provincia y en el extranjero también! 



Hijo: Pero muchos pulpines prefirieron el concierto de una banda inglesa!



Madre: ¿Y por qué esos tarados hacen el concierto el mismo día? 



Hijo: No lo sé.



Posdata: me encanta Gwyneth Paltrow, especialmente en Seven y en Great Expectations, bueno, en realidad son las únicas que he visto, jojojo, la verdad me parece una actriz promedio, pero aún así está por encima de muchas otras, es por eso que me llama la atención los errores que puede haber cometido. Sinceramente no deseo inmiscuirme en su vida privada, pero valgan verdades, enrolarse con un payaso, un hombre sin talento, un títere mediático de las grandes industrias, representa una mancha en la existencia de cualquier persona. Guardando las distancias, y a propósito de ello, Cesar Hildebrant comentó en su momento, el escádalete que representa para la movida intelectual que el dientón Mario Vargas Llosa se haya vinculado a la tía Preysler, y no por el tema del viagra, sino porque cualquier persona un poco entendida en el asunto, lo imaginaría más bien con alguien, digamos de la talla de Susan Sontag.       


Great expectations de Alfonso Cuarón












  Seven de David Fincher

jueves, 3 de marzo de 2016

Cadáver exquisito





Las sillas rumoreaban el avenir de los caballos

Los cabellos despellejaban los huesos de los perros

Las peras murmuraban el sabor de las cebollas

Las cenizas callaban sobre los ríos, las risas y los niños






Sabbath Bloody Sabath de Black Sabbath

lunes, 15 de febrero de 2016

Réquiem


      

        Cada vez más con el transcurrir del tiempo, el lenguaje de las parejas se reduce a un intercambio de signos extraños, desconocidos, obsoletos, creado por ellas mismas producto de la exultación del momento, pero ignorados, luego de un número de años, en el devenir de la relación.

lunes, 1 de febrero de 2016

Sutil




          Le había invitado a verla partir. Lo primero que vio fue su maleta al lado de la cama, se reclinó para recoger algo, luego se sentó al filo. Estoy sumamente cansada, voy a darme una ducha, aprieta el seguro al salir. Me muero de calor. El ventilador giraba al máximo; se quedó en ropa interior. Sus pantorrillas fueron hacia el baño. Dio unos pasos a medio camino de la salida, golpeó la puerta, apenas pudo escuchar su voz, a través del marco vio su cuerpo desnudarse, descorrió la cortina floreada de la ducha y se metió en ella. El agua corrió sobre su cabello y las formas de su cuerpo, veía la cascada de su anatomía deformarse en el aire, le quitó el jabón de las manos, lo deslizó sobre la espalda, el busto, las piernas y los glúteos. Dejó que las pompas de jabón desaparecieran por completo, siguió acariciándola. Se enrolló con la toalla y salió rauda, apenas pudo apagar el ventilador; la ventana estaba ligeramente entreabierta y durante toda la madrugada se coló el ruido de las otras habitaciones. A ratos él se levantaba para recordarle el vuelo, le creyó cada palabra dicha y sus silencios también.




Before Sunset de Richard Linklater


sábado, 16 de enero de 2016

Límites


   

Quédate conmigo hasta que pueda olvidarte

Fernando Ampuero




      Había cogido su mano con ese desapego natural de la indiferencia que dan años de convivencia vetusta y perezosa. Notó el pulso a medio acabar, los dedos pálidos, la mirada ausente. Entonces el último adiós se ahogó como una cuasi despedida, los labios secos nada pudieron pronunciar durante el minuto que precede al último estertor. Su rostro virado hacia el vitral de la ventana, cortado por la sombra que el atardecer proyectaba sobre los objetos, dejó ver sus falanges contraídas; siempre igual, esquiva; la cabellera ausente la hacía ver más engreída todavía. Él la miró y vanamente intentó recordar un momento feliz.

viernes, 1 de enero de 2016

Domenico's awake


 


























Posdata: ... mi único aporte fue el pelaje de Chewie, el resto fue obra de él horas antes de ver la película, entonces aún no sabíamos si las fuerzas del lado oscuro nos permitirían verla ...