miércoles, 28 de diciembre de 2016

Farewell Leia







Imaginemos la tristeza de Luke en 1977, queriendo huir y seguir de ese modo el mandato de la sangre, advertirle a su entonces desconocida hermana, Leia, que un imbécil treinta y ocho años más tarde le diría que baje de peso para garantizar su retorno a una nuevo mamarracho hollywoodense. Huye parece decirle Mark Hamill a Carrie Fisher, ya eres gloriosa, tus ojos no necesitan más bodrios. Y así fue, se lo tomó muy en serio, se subió al Milennium Falcon y partió al más allá, a donde nadie la alcanzara, ni los críticos, ni directores mediocres ni tanto posero. Y de esa manera se volvió mas inmortal.  
      



Star Wars o Las guerras de las galaxias, la original


No hay comentarios: