domingo, 12 de noviembre de 2017

Prisión







Mi fin de semana ha transcurrido entre cuatro paredes, sin poder hacer mucho, el dolor de ojos y muscular evitó que pudiera leer a mis anchas. No tuve más remedio que conectar el cable a la televisión y matar así el tiempo más fácilmente. Al final corroboré lo de siempre, la tv está hecha deliberadamente para embrutecer y, contrariamente a lo que creen muchos periodistas y comunicadores, el problema es dual, esto es, la programación y el formato y los requerimientos impuestos por estos. 

miércoles, 1 de noviembre de 2017

(Des)concierto









La entrada decía que el concierto empezaría a las 7:00 pm, afortunadamente ya sabemos que eso casi nunca se cumple. Llegué a casa a las 7:30, cené y me alisté. Debo haber subido al bus cerca de las 8: 00 pm, pese a lo anterior algo me hacía presagiar la ocurrencia de un evento inexplicable. Mandé algunos mensajes e incluso una foto del ticket. 
    



A eso de las 9:00 ya estaba en La Plaza Bolognesi, me puse de pie, el omnibus se atravesó en medio de la pista y bloqueó a una movilidad negra, oteé con cuidado, eran ellos, quise bajar  pero el cobrador me lo impidió. A los dos minutos ya estaba afuera, divisé a la banda, algo ocurría y no les permitían bajar, les grité, agité los vinilos, nada, estaban serios, tal vez incómodos, incluso molestos. 




El primero en bajar fue Peter Baltes, alguien grito Accept, el volteó y alzo los brazos, lo secundo Hoffmann, no recuerdo haber visto a los otros, el vehículo debe haber ingresado. Luego de eso entré al local.    



Una vez adentro vi una cola de personas, era el meet and greet, ni siquiera sabía que había la posibilidad de ver y saludar al grupo en privado. Entonces me colé a la cola, esperé veinte minutos más o menos, para que al final no me dejaran saludarlos. La de seguridad era una mujer robusta y blanca, tenía los dientes separados; el otro, el que tenía la lista de invitados me había dicho que esperara, que la banda se detendría justo donde estaba yo y que en ese momento podía aprovechar. ¿Pero que te cuesta?. Sorry, no puedo, mira todo lo que tengo, le puse mis vinilos en la cara, es buen material, hay gente que ha subido con periódicos para que los firmen, aprovecha cuando ellos bajen, en diez minutos. 



La espera fue en vano, descendieron Uwe Lullis, segunda guitarra, Mike Tornillo, voz y Wolf Hoffmann, primera guitarra, ni siquiera me miraron, por un momento pensé que era injusto, pero luego me puse en el lugar de ellos y comprendí que era completamente natural que me ignoraran y por alguna razón que aún no logro entender, no me salió la voz para llamarlos. Esperaba que mi mirada bastara para que se acercaran.    



El concierto debe haber empezado a las diez en punto o cerca a esa hora, los miraba a la distancia, todavía resentido, pero sobre todo debido a un problema en el oído interno, luego del quinto tema ya sentía sensibilidad, fue ahí que me coloqué mis protectores. Desde un inicio tuve la impresión de que el sonido saturaba más de la cuenta, en especial el bajo y la segunda guitarra, pero al público parecía no importarle o simplemente no lo notaba. 



Por azar un amigo me encontró y me llevó hacia adelante, entonces hundí más mis protectores y empecé a agitar mis vinilos hacia la banda. Tal vez sean esos mis mejores recuerdos de la noche, el segunda guitarra, el bajista y el vocalista me vieron y me correspondían con gestos, había logrado contacto visual, sin embargo, por más que intenté no logré hacerme un lugar en el campo visual del primera guitarra.       



El resto es historia, me fui a casa sin las firmas de los alemanes, el pito en los oídos y la sensación de haber perdido una gran oportunidad. I'm coming back me había gritado Hoffman mientras subía las escaleras de regreso a su camerino. Al final se acercó Tornillo, la gente gritaba a picture a picture, le alcancé el Metal Heart pero apenas lo vio, sabía que era inútil, él todavía no estaba en la banda cuando lanzaron ese disco. Parecía asustado, lo comprendo, hasta yo lo hubiese hecho al ver a las groupies limeñas.   






Posdata: No voy a ser tan looser en colocar los videos de la tocada en Lima, prefiero un tema que hubiese querido tocaran aquí. 




Monsterman

jueves, 26 de octubre de 2017

Impresiones





                                                                                                            A Margarita García Robayo
                                                                                                      que me ignora completamente
                                                                                                 pero que he leído con insistencia 
                                                                                                       descubriendo así otra mirada






Ella busca, sin saberlo, que la experiencia elusiva perdure suspendida del tiempo y del espacio y que se auto destruya al intentar racionalizarla. Lo evocado, sin embargo, traspasa la barrera de la palabra y se hiende en la piel y, aunque no podamos recordarlo del todo, termina siendo transformado, diferente, de otro modo. Expresar entonces lo inexpresable, lo imposible, se erige como posibilidad en su mano, en su boca, en su mirada y en su verbo.        

miércoles, 18 de octubre de 2017

Sábado






Arriba dice miércoles, pero hoy es sábado nocturno, casi las once para ser más exactos. Los fines de semana me han llenado de melancolía desde mi época pre universitaria, es decir, podríamos decir que tenía algo que hacer hasta que terminó el colegio. Porque la nostalgia se asocia al silencio, a la quietud, al desánimo, al pensamiento y al aburrimiento. Y todo esa sensación se acrecienta cuando alrededor oyes ruidos y algarabía y eres excluido de esa celebración. Ya se ha dicho mucho sobre el día más triste de la semana, el domingo, sin embargo, el sábado resultaría más melancólico pues sabes lo que te espera al día siguiente y eso arruina el presente, el hoy. Dirán que es tonto mi razonamiento, pues los bulleros y bailarines la están pasando de lo lindo, lo cierto es que aunque estuviera en esos lugares, mi pena no cesaría, al contrario, aumentaría.        

lunes, 9 de octubre de 2017

Vorágine







Un pequeño incidente me instala en un presentismo cotidiano inevitable. Soy abstraído de mi realidad circundante, absorbido por ella y colocado en cualquier lugar, desperdigado en muchos espacios simultáneamente, incapaz de recordar lo sucedido hace segundos, de traer de vuelta lo que viene de ser. Mi presente se conjuga entre la imposibilidad de recordar y el atiborramiento y atragantamiento por flashes diversos: imágenes, colores, olores, sensaciones, texturas. Temeroso llegué a casa pero esta extraña sensación no cesa de ser. Ya ha culminado la tarde, pero ahora viene lo más difícil, conciliar el sueño, enfrentarme al vacío, a un sueño oscuro, o lo que es lo mismo, a una vigilia perpetua.    
          

miércoles, 4 de octubre de 2017

sábado, 23 de septiembre de 2017

Recuerdo







Recordar es recortar y pegar, trabajo de edición que va desde el detalle insignificante hasta la gran historia grandilocuente.  

domingo, 17 de septiembre de 2017

Memoria







Recordar finalmente es un ejercicio constante donde aquello llamado memoria juega con los sujetos a su antojo y les hace creer que ellos hacen uso de ella libremente. En realidad, ella se olvida de sí misma y nos recuerda, haciéndonos creer así, que poseemos cierta independencia con respecto a su existencia, que podemos ser al margen suyo, que somos capaces de (re)crearla. Al final del día, no podemos tener certeza alguna de ser lo creado o los creadores.        

domingo, 10 de septiembre de 2017

Libros







Hace poco me di cuenta cuán inútil era conservar los libros inmaculados. Recordé un libro sobre Borges en el cual se hablaba sobre su desapego hacia los objetos que tanto amó, una vez terminados los arrojaba por cualquier lado, los regalaba, rompía hojas y escribía sobre ellos. También pensé en una amiga del Doctorado que aún forra sus libros y ni siquiera los subraya, para ella sin duda, el libro representa el conocimiento y hay que cuidarlo, tal vez sea por eso mismo que ella sea tan mala estudiante. Entonces empecé a profanarlos, a escribir sobre ellos algunas notas e ideas surgidas del momento.        

domingo, 3 de septiembre de 2017

Encarnados






De manera simple y ramplona es no poder no estar contigo y la imposibilidad de no resultar ileso al hacerlo, sea al acercarme sea al alejarme. Pero sin duda, mientras más acorto la brecha entre los dos, más dolorosa es la partida.         

miércoles, 23 de agosto de 2017

Espera



                                                                                Para la Flaquipelolucona, la única, la eterna





Me da miedo el vivir
aunque lo haga cotidianamente
caer, comer y bañarme
estrategias innecesarias
pero requeridas para parecer normal
el estar a tu lado es imperioso
pero el temor a ello también
te ofrezco mis manos
que es todo lo que tengo
lo que es mío
el resto lo perdí en el camino
espero desesperadamente 
y con desesperanza 
el guillotinazo de tu respuesta


martes, 15 de agosto de 2017

Viaje






Sensación de extrañamiento al volver a casa, provista por el alejamiento y el acercamiento inevitables a que todo desplazamiento conlleva.    

lunes, 7 de agosto de 2017

Pic






Fue novedoso para mí recibir esa imagen. Nunca la había visto en ese angulo. Es increíble que después de tantos años su rostro aún me tome por sorpresa! Cierto es que simplemente podría ser la foto, es decir, el selfie, no creo que una fotografía deje esa impresión de extrañeza, de enfrentarse a algo casi completamente novedoso. Eso es seguramente herencia de los tiempos actuales. La propiedad del selfie de ser siempre diferente, por decirlo de otro modo, el antiselfie del selfie, el otro que está en nosotros, aquello renovable que se oculta detrás de la pantalla. Ya no en nosotros, sino detrás de la tecnología.   

miércoles, 2 de agosto de 2017

Oscilante







Me acerco y me alejo 

                                 como una barca tranquila 

                                                                          sobre la mar  

                                                                                            a veces tempestuosa 

                                                                                                                               otras serena.    

lunes, 24 de julio de 2017

lunes, 17 de julio de 2017

Mirar






Aprehender a través de la mirada del otro, a partir de la otredad y no por eso ser solo subjetivo, sino un tanto subjetivo, lo suficiente, un viraje. Lo que necesitamos al fin y al cabo es intercambiar las miradas, ya no nuestras ni ajenas, simplemente dejar que lo que está siendo se manifieste sin más. Tampoco socialización, ni siquiera socialidad, sino sus efectos, meras reverberaciones. 



Nueve reinas de Fabián Bielinsky 

     

lunes, 26 de junio de 2017

lunes, 19 de junio de 2017

Belated Father's Day





Imposibilidad de mantener plazos establecidos dada la premura de todas las celebraciones, cuando no el protagonismo de algunas sobre otras. 

miércoles, 14 de junio de 2017

lunes, 5 de junio de 2017

Celotipia





Desde entonces duermo con un ojo abierto

Juan Seguro





Se acuclilló y alcanzó el borde de la cama. La guata del amante subía y bajaba, subía y bajaba. La ventana entreabierta dejaba pasar un airecito fresco, la cortina daba golpecitos de lado a lado. Había dejado la puerta junta por si acaso y se había descalzado, con la diestra empuñaba el arma brillante. El hombre parecía un cuy chactado recién sacrificado, posición perfecta, solo un calzoncillo amarillo comprado en Gamarra lo cubría. Sus tetillas eran negras, como pitones de pelotas de barrio, cuerpo lampiño, escaso vello en las axilas, cejas ausentes y cabello hirsuto. Manos regordetas, toscas y pequeñas, culo plano, canillas de perro flaco, cabeza de mango chupado. Prieto como un guindón veraniego y más pequeño que un pigmeo. Lo observó un momento, tenía la boca abierta, exhalaba un tufo agrio, las alas le apestaban a poto y las plantas de los pies blancas, de tanto talco fungicida. Se veía tan tierno que quiso besarle la frente arrugada de diablo, sus dos colmillos amarillos mordían sus labios de chicharronero. Será por eso tal vez que más tarde preparó sangrecita y camote para disfrutar su trofeo. No sangró tanto como ella había visto en las películas, tal vez porque había prensado con la izquierda y cortado con la derecha. El otro ni siquiera se inmutó. Al final, luego de freírlo lo arrojo por el inodoro, su perro no merecía tamaña decepción.             

jueves, 1 de junio de 2017

D





Tantas veces he escrito para ti, que casi he perdido la cuenta! Ya puedes leer y lo haces muy bien, además. Pero hay cuestiones que un padre no debe decir, callar por un tiempo o fingir olvido, sin embargo creo que es una exageración, pues en ocasiones te adelantas a lo que un niño promedio de tu edad diría. Aún así, el silencio ha sido mi tumba durante tantos años que, a estas alturas del partido, no tendría por qué confesar parte de lo que llevo adentro. No obstante, es tanto y tan poco, que casi me animo. La vida es cortísima, rápida y son sorprendentes los años sidos, los lugares y el tiempo re-corrido, y aunque la memoria es frágil, puede ser que algún día no tan lejano me lla-mes y me a-mes, sino como antes, al menos más que ahora o diferente. Podría decirte tantas cosas, pero decido callar. He callado tanto durante ocho años! En fin, tal vez alguna vez sepas mi verdadera historia, mi tiempo lento, que a des-tiempo va, el ca-llado, el silente. Cómo te extraño a estas horas! Te separan de mí y te hacen creer que tú deseas eso, no saben que dejar hacer y des- creer es lo mismo. El mismo cuento, pero distinto. Yo te espero, siempre, pero también de otras ma-neras, abota-gado, des-calzo. Y puede ser que YO sea tú y Tú seas yo. A lo mejor lento es me-jor. Te mando un a-brazo a la dis-tancia. Nada pru-dente, descarnado, en-caletado entre las pro-hibiciones familiares de ellos. En medio de los muros de concreto que han erigido, entre tu pared y la mía. Y me culpan de ese sentimiento inventado que justifique sus tiempos excesivos, arrebatados de ti y de mí, del durante de los dos.                

jueves, 18 de mayo de 2017

Cornell






And on I read until the day was gone
And I sat in regret of all the things I've done;
For all that I've blessed, and all that I've wronged
In dreams until my death I will wander on
                                                                                                                       
                                                                                                      
                                                                                         In your house I long to be;
                                                                                         Room by room, patiently,
                                                                                         I'll wait for you there like a stone
                                                                                         I'll wait for you there alone, alone.



I



La muerte de un icono siempre deja una huella imborrable dentro de sus seguidores. Morrison, Joplin y Hendrix fueron y son, probablemente las estrellas de rock que más adelantados estuvieron de su tiempo, y eso a pesar de su corta existencia. Confirmando así la sentencia nietzscheana que a la letra reza “los hijos deben matar el tiempo de sus padres”. Efectivamente, ellos no dejaron descendencia, por lo menos en el caso de los dos últimos es seguro, Morrison se dice habría dejado algún vástago. Entonces su impacto fue más allá de la década que los vio fenecer, de hecho su música y talento siguen vigentes y muy probablemente perduren por muchísimo tiempo más. Así pues, varias generaciones posteriores se vieron iluminadas por sus estelas, Gerardo Manuel escribió alguna vez que la interrogante que dejan las estrellas precoces al morir muy jóvenes es que hubiera pasado con sus respectivos trabajos. El goce personal, luego, fue su impacto sobre algunos adultos de mi generación y la impronta que eso dejo en mí y uno que otro lunático. Pero en el caso de Chris Cornell, a estas alturas ya se habrán dado cuenta que el post va dedicado a él, lo escuché, lo admiré y me acompañó por mucho tiempo y nunca imaginé que su vida sería tan corta, de hecho creo que nadie pensó eso. Primero llegué, como muchos, a Soundgarden, luego supe de Temple of the Dog, después Audioslave y finalmente simplemente Chris Cornell y ahí me quedé. 


II


Ya desde muy joven había escuchado la frase “canta como negro”, en referencia al timbre de voz, la potencia y el sentimiento al momento de frasear una melodía. Cierta arenosidad, masculinidad y femineidad animalesca eran los adjetivos que despertaban tal expresión. De hecho, es frecuente en la música del siglo XX la gran deuda con el África, el ritmo desde luego y ese aura espiritual. El documental de Martin Scorcese, The Blues Feel Like Going Home deja muy en claro eso. En efecto, no es gratuito, por ejemplo, que el rock tuviera sus raíces en el blues y en el jazz, el propio Robert Plant confesó en algún momento haber sido asiduo asistente a conciertos de blues,  tampoco que luego de que los propios norteamericanos quisieran eliminar a sus indios, las siguiente víctimas fueran la población afroamericana, de ahí que algunos autores planteen que cada vez que un norteamericano planta un árbol, instantáneamente imagina un esclavo colgando de las ramas. 


III


Como ya es sabido, Hendrix viaja a Londres en busca de fama y espera regresar triunfante a una Norteamérica que aún no estaba preparada para él, y que tampoco le daría el lugar que él merecía. Cream ya estaba formado y es precisamente a partir de la unión de los ritmos africanos de Baker y los solos bluesy psicodélicos de Clapton que Bruce se halla a su anchas. La historia podría ampliarse hasta los Yadbirds y luego John Mayall and the Bluesbrakers, pero esa ya sería extenderse demasiado y ese no es el propósito de este texto. El caso es que Clapton desde sus inicios, y más precisamente desde su hallazgo del blues, buscó revalorizarlo y es recién ahí y luego de que bandas como Led Zeppellin, The Jimi Hendrix Experience incluido, The Jeff Beck Group, entre otras, que grupos norteamericanos buscaran reverberar el interés por eso género entonces exótico y poderoso que habían iniciado los ingleses y que los primeros habían abiertamente rechazado.



IV


No debe llamar la atención, en ese sentido, que Eric Clapton, Gary Moore, Pink Floyd y Joe Cocker, solo por citar algunos, incluyeran entre sus filas coristas afroamericanas, dado la potencia sonora y sentimental de sus respectivas voces. 




V


Podríamos considerar a Stevie Ray Vaughan como el primer gran guitarrista blanco norteamericano de blues. Su tributo va desde Little wing de Hendrix hasta el haber invitado y así rendido tributo a Albert Collins, Albert King y Johnny Copeland. Lo suyo siempre fue una vuelta a la raíz del blues, guitarra semi limpia, unido a la energía y destreza que muy pocos tienen. Eddie Van Halen dijo que haber visto a Eric Clapton tocar había sido el impulso necesario para iniciarse en el camino de la guitarra pero sobre todo porque "él nunca se equivoca al tocar una nota". SRV lleva al extremo lo anterior, no solo le da mayor rapidez a los solos sino también pureza y perfección. Gary Moore llegó a tocar con Albert Collins y BB. King. El historico jamming entre Muddy Waters y Clapton del 87 es harto conocido, luego vendría el album From the cradle, 1994, tributo bluesero, Sessions for Robert 2004, tributo a Robert Johnson y Riding with the King, junto a BB King, del 2000. Finalmente el Crossroads Guitar Festival iniciado en el 1999. 




  VI     


El alcance de la influencia afroamericana en la música ha seguido su curso hasta la actualidad, sin embargo, eso también ha dado pie a muchos pseudo cantantes, como el Bublé y la Stone y grupos falsos que nada más que con un poco de gomina en el cabello, un traje elegante, coristas y orquesta de fondo, esperan remedar a los grandes cantantes del género, dejándose ellos mismos en completo ridículo.


VII


Bueno, Chris Cornell ha muerto y el mundo nunca volverá a ser como antes, seguirán los cantantes de Las señoras de las cuatro décadas y tantos otros charlatanes buscando embaucarnos. Pero sobre todo un público siempre ávido de consumir música prediseñada y géneros pop corn, anhelando saciar su hambre de mediocridad, inmediatez y portabilidad.



VIII


Y por eso mismo su muerte duele más, por ese aire de familiaridad, haberlo tenido tan cerca y haberlo perdido también. Entonces tal cual se lo dije a algunos adolescentes en la mañana, y aunque ellos me dijeran que mejor haberme perdido el concierto porque de lo contrario me sentiría más triste ahora. "Si acaso hubiese ido a verlo en diciembre del año pasado tal vez estaría vivo ahora" les respondí. 



Posdata: ... todo comentario y posible clasificación siempre será, necesariamente, subjetiva ...












jueves, 4 de mayo de 2017

Achoradazo






Hoy saco la chaira y directo al cuello, me los almuerzo sin previo aviso. Para cuando se den cuenta ya estarán hirviendo en los círculos del infierno de mi tío Dante, no el otro, sino el mismo.

lunes, 1 de mayo de 2017

Texto sobre el texto





La idea era escribir el último post completo, pero la premura del momento me obligó a subir solo unas líneas. Hoy, es decir ayer, me di con la sorpresa de que ya habían dos comentarios, entonces me hallé en una disyuntiva, cosa usual en mí. Una opción era ofrecer las disculpas del caso y la otra era disculparme y ofrecer el texto integro, de tal manera que tuvieran una idea más cabal, pero me vi en aprietos pues sentía que hubiese sido una traición a los dos únicos comentarios. Al final decidí postear el párrafo entero, a riesgo de ser malinterpretado y crean que simplemente ha sido completado, cuando en realidad, ya lo expliqué líneas arriba, fue circunstancial que subiera unas cuantas palabras. El texto ya estaba terminado, por lo menos, hace un par de meses.   





Falling in love without you 




Él le miraba el cabello, era bonita, sus cejas, sus labios y su sonrisa. Sonreía todo el tiempo, solo habían bailado media pieza. Ella le dijo que quería estar un año sola o que hace un año estaba sola, y que estaba bien así, que había estado enamorada por mucho tiempo. Pensó en besarle la crencha, tal vez lo hizo y ahora era imposible recordarlo. Pero comprendió que era inútil, siempre había sido así, cada instante en su vida era el mismo, y esa noche no tendría por qué ser distinto. Antes la había visto bailar frente al espejo, había memorizado sus tatuajes, tres en total, en el cuello, en el brazo y en el pie, ella le había dicho que tenía cinco, afuera unos niños jugaban, poca iluminación en los pasajes. Miró a través del balcón, las parejas seguían bailando, la mujer que trató de seducirlo descansaba en los brazos de su esposo, ni siquiera una mirada, bajó los tres pisos y se detuvo en el jardín de al lado, al frente un camión destartalado, basura y desperdicios alrededor, el viento soplaba fuerte, caminó hacia donde había luz, a unos metros una humareda se levantaba, a lo lejos un perro meaba al lado de un poste, todavía faltaban muchas horas para sentir sueño, se avizoraba una madrugada lenta y solitaria.



Falling in love with you de Gary Moore




 
Posdata: ... es fácil deducir de donde nació la idea del post anterior, aún esta pendiente un cuento a propósito de él. Definitivamente debo trabajarlo más ...




lunes, 24 de abril de 2017

Falling in love without you






Él le miraba el cabello, era bonita, sus cejas, sus labios y su sonrisa. Sonreía todo el tiempo, solo habían bailado media pieza. Ella le dijo ...

domingo, 16 de abril de 2017

Perfume






Hay noches como ésta, madrugadas para ser más exacto, que no deseo encontrarme en mi cama, más bien sentarme paciente a esperar el estallido del alba, sin nadie a mi lado, las cámaras de mis ojos listas para registrar todo, los micrófonos de mis oídos prestos, sentir cómo el vaho sube mis canillas, pensando en lo impensable, observando lo inobservable, percibiendo fantasmas besándose a tientas, como dos enamorados que sin conocerse se adentran uno al otro, se muerden sin preguntar, ignoran nombres y detalles, abrevian los caminos, llegan al corazón por la puerta trasera y luego del intercambio respectivo de pieles, se echan a andar despacio, chinitos de risa sin ganja, saboreándose los dedos y bebiendo el sudor y otras secreciones alternativas, no tan pulcras y libres de alguna patrulla de seguridad, en medio de la nada.   



Reconstruction de Christoffer Boe

martes, 11 de abril de 2017

domingo, 2 de abril de 2017

Luto



                                                        Esos golpes sangrientos son las crepitaciones 
                                                        de algún pan que en la puerta del horno se nos quema 

                                                        César Vallejo




Es necesario reconocer la oscuridad en la luz y viceversa. 


Back In Black de Ac/dc





Metallica y su Fade To Black




El Back to Black de Amy Winehouse

lunes, 27 de marzo de 2017

Podofilo








Cuando subí al bus ya estaba sentada ahí. Cabello castaño oscuro, top ceñido, bolso, celular en mano, lengua y labios moviéndose al unísono. Sentí que miraba de reojo y con desprecio a los demás, sus ojos eran cuasi verdes o casi melados, no lo recuerdo bien; el flotador de carne abultaba su prenda superior y exigía una pausa, resultado de tanta cancha, churro y hot - dog juntos, pero a ella parecía no importarle mucho; llevaba las uñas crecidas. Seguro se imaginaba muy regia, los senos como dos Min Paos mal heridos producto de un chavetazo, la falda cortísima. Así fue que alcancé a ver las estrías que se agolpan en esa parte que las mujeres constantemente buscan ocultar. Casi le creí, seguía de pie, cansado y sudoroso, y entonces los vi. Eran dos y a su vez cada uno tenía cinco protuberancias, era de noche, así que no podía ser que regresara del mercado. Las plantas estaban fangosas, llenas de barro, por donde habrá estado esta mozuela, me pregunté! Pero eso no era lo peor, eso estaba todavía por venir. Los conté, sumaban diez ollucos, olluquitos, ollucazos; podrían pasar por los zapatos del Increible Hulk, y que al fin respiraban aire fresco luego de tanta incomodidad, pero no eran verdes y ella tampoco. El dedo gordo era enorme, la uña apenas si se veía, el más chiquito era cabezudo, hidrocefálico y a su vez tenía un tumorcito que sobresalía hacia los lados; los otros eran normales, regordetes, henchidos, a punto de reventar, como si la susodicha se los inflara unos minutos antes de salir. El talón, un tamal de chancho adomingado, el camote y el relleno en otro lado y algo más, siempre hay lugar para el cafecito y el surtidón. Debe haber sentido mi mirada, tal vez pensado que ya empezaba a enamorarme de ella o que admiraba su belleza sin par. Lo cierto es que no podía despegar mi mirada de ellos, me debatía entre cubrirlos con una manta, fumigarlos o desintegrarlos. Estoy seguro que su novio de turno los ve excesivamente bellos, yo diría que hasta sus peores enemigos de Facebook, también.              

lunes, 20 de marzo de 2017

Huaico informativo incesante





La televisión, constreñida por sus límites y naturaleza inherentes, es usada deliberadamente para espectacularizar aquello que de espectacularizable tiene el espectáculo.



lunes, 13 de marzo de 2017

Obsession





                                                             A mi locura Ebba Forsberg, 
                                                             las líneas de su rostro y de su voz 
                                                             su mirada entre ebria y stoned
                                                             sus piernas y sus cabellos, 
                                                             sus venas y clavículas
                                                             porque ya te anhelaba a escondidas aún sin saberlo
                                                             y cuando finalmente te vi, te extrañé lo suficiente 
                                                             para desearte un poco más




Tengo muchas obsesiones, observar pies, tomar abundante agua, reventarme espinillas, lacerarme, la nariz de Helen Hunt, dar placer, coleccionar objetos, repetir escenas incansablemente, conseguir melodías y luego escucharlas hasta el hartazgo, y más allá; así he logrado una colección amplísima de rituales varios que le dan cierto sentido a mi desperdigada vida. Y dentro de ellos destacan, vaya que novedad! Los soundtracks, y entre los muchos que me apasionan y se han prendido de mi piel como un gato se prende de su gata, destaca el de la película Daybreak, cuyo tráiler posteé la semana pasada, pero que nunca había dado con la interprete hasta ayer domingo, luego de tres días de infatigable búsqueda. Demás está decir que la había imaginado como una avecilla indefensa, tal vez bella o fea, pero deliciosamente y peligrosamente encantadora.



Ebba Forsberg. 


martes, 7 de marzo de 2017

Phony and funny ones





La sospecha surge a raíz de lo volátil de algunas frases dichas en un contexto, llamémosle mas íntimo o de confesión. Digamos que las palabras devienen promesas no bien pronunciadas, pues son grandilocuentes, rimbombantes, pomposas, entonces su propia fuerza, a pesar de ser exageraciones evidentes, terminan convenciendo, en mayor o menor medida, al interlocutor.   


A continuación las más notables:



Las super cute:


Te amo con toda mi alma.

Su variante Te amaré siempre o Te amaré toda la vida.  

Eres el mejor.

Nunca te olvidaré o Siempre te recordaré.

Quédate conmigo siempre.



Las mas íntimas:


Esto es mio, Esto me pertenece o Siempre serás mio.  

El tuyo es el mejor, lo cual ya despierta sospechas sobre la supuesta pobre experiencia de quien la pronuncia.  Pero si a eso le agregamos un silencio y quien lo dice sonríe entre coqueta y nerviosa, y su interlocutor no se inmuta ella dirá "¿qué?" lo cual quiere decir "¿no me crees?", entonces simplemente hay que responder "nada". Luego de un silencio volverán al ruedo. 

Es deliciosaEs la más rica o, en su defecto, Es perfecta. Con lo cual la susodicha se reafirma en sabia conocedora de la lengua y diversas técnicas para el karaoke.  



Las invasoras o las más hipocritónas


Tú eres el primero. 

Nunca por ahí.

Después de ti nadie más o A nadie más se lo daré. 

Con ellos solo alrededor, Solo la puntita. 

Es mi primera vez o Es la primera vez que me pasa.  

Contigo todo es distinto. 



Pretéritas


Antes no sentía nada, todo era convencional, rutinario. 

Nunca volveré a ser la de antes. 



Fantasmas


Lo que pasa es que él (el ex) es adorado por mi familia, por eso mantienen un vínculo muy fluido.

No hay necesidad de bloquearlo, él (mi ex) no volverá a llamar, lo conozco demasiado.  

Al preguntarle su sobre antigua relación, ella responde "Nivel superado".  




Al final del día queda un sentimiento de desazón, los ingenuos, los que mienten y cometen errores deliberados creen ser felices, viven su verano, su idilio de amor. Los otros andan solos, aguardando una oportunidad, silenciosos, urgidos por una necesidad de equilibrio.  




Posdata: ... algo que nunca he hecho antes, el trailer de la película Al final del día ... 


miércoles, 1 de marzo de 2017

Amor pasajero





                                                    Hay que ser bien valentín 
                                                    para encerrarse en una habitación con alguien nada santo




Felizmente este año las calles no han estado invadidas de tanto excesivo cariño plástico o al menos eso es lo que me parece, para mi fortuna me había escapado al Centro; por allá por el año dos mil, mi día libre coincidió con un catorce de febrero y para mi mala suerte Cast Away había sido recientemente estrenada, quise aprovechar el privilegio de los trabajadores de una cadena de cines muy conocida de entrar sin pagar, quien diría que pude haber sido víctima de sus instalaciones, y fugué para allá. La avenida Larco era atroz, la gente, los peluches, los globos, las máscaras, los afectos efectistas, los atuendos de gala, los vestidos comestibles, el regalo para que se regale, el mostrarse forzosamente sentimental y no natural, el preludio obsesivo a lo inevitable, un revolcón de nueve minutos y medio, de ahí el por qué de las mozas y otras bien trajinadas de lucir pintaditas, planchaditas, talqueaditas. Esto último no parece haber cambiado mucho, salvo las precauciones de rigor que por estos tiempos el verano ha obligado a tener, basta una nariz sensible para revelar olores acevichados, ¿ayuyados?, a tofu y tufo, a hongo con laurel, a lamento corporal, a carquita edulcorada con Heno de Pravia; todo para que al final el resultado sea más o menos un oloroso kotosh citadino de a veinte lucas, reverberado en frases aprendidas y gemidas en el momento exacto. Como los regalos, las poses y los mensajes harto comercializados por estas fechas, sinónimo de todo lo contrario a un amor visceral, genuino, apestoso, honesto.



Y a continuación, en esta escena de Eyes Wide Shut de Stanley Kubrick, todo lo contrario:


domingo, 19 de febrero de 2017

Devenir






Toda una vida yendo de un lado a otro, tratando de postergar lo que es mio. Recuperándolo solo sobre la marcha de los hechos,  postergando la partida a como dé lugar, dejando de ser un poco yo con tal de estar más cerca a ti.     

martes, 14 de febrero de 2017

Valentine´s Day







Ayer, una amiga me preguntó si me gustaba el cine, por supuesto le dije. Inmediatamente lanzó dos alternativas, una de ellas fue la segunda parte de una película comercialona, boba, aburrida y edulcorada, sobre una pareja que explora los límites de su sexualidad. Desafortunadamente su silencio me dio a entender que estaba en desacuerdo conmigo, entonces le di una lista de cinco films que, a mi juicio, sí reúne el calificativo de erótica. En todos los casos no subyace, sino que existe una cadencia en apariencia connatural evidente, que procura una configuración basada en el diálogo, la iluminación, la actuación, el color, el encuadre y la música, es decir, un verdadero lenguaje. A fin de cuentas, y eso vale para todo género, no se trata de poner en evidencia, sino de sugerir, de ocultar para mostrar. Ya no de hablar, sino de callar o si se quiere, de hacer hablar al silencio. 



Posdata: ... no he visto esa película debilucha de la que hablé, tampoco la primera parte. Ahora dirán que hablo sin saber de algo, que opino desde mi ignorancia, desde mis prejuicios. En efecto, lo hago, he podido elaborar una lista cinematográfica sin mucho esfuerzo, bajo mi condición de ignorante sobre cine y sobre la película en cuestión. Entonces imaginen lo que podría hacer un experto, un verdadero cinéfilo que ha visto toda las películas del planeta! ...


A continuación el ranking:




Last Tango in Paris de Bernardo Bertolucci (1972)





In The Realm of The Senses de Nagisa Oshima (1976)





Bitter Moon de Roman Polanski (1982)





Crash de David Cronenberg (1996)






Nymphomaniac de Lars von Trier (2013)

jueves, 9 de febrero de 2017

Conclusión





                                                                           La primera vez que se vieron ni se miraron
                                                                           luego se buscaron 
                                                                           solo para volverse a separar




Mi propia rutina, mi oficio si es que quieren llamarlo así, las actividades que hago todos los días, me han empujado sin termino a escribir tan poco, es decir, tan breve, a manera de aforismo o de historias brevísimas, a su vez los films que veo son las repeticiones de escenas que vuelven una y otra vez, podría enumerar muchas de ellas, pero al caminar intento ser ampuloso, aprehender todo lo circundante, sin embargo fallo al plasmarlo, al menos eso creo; a nadie le interesa condensados de emociones que despiertan, no obstante, algo fundamental en mí. El tiempo y el espacio van tan rápido y trato de adherirme a algo que yo mismo he creado, un mundo de instantes, de sueños inventados, de imposibilidades varias. No hay tregua para este ejercicio que me lleva sin fin hacia el final, que supone extinguirme de a pocos, recordando lo que nunca fue, lo que nunca será. 









Posdata: segundo 0.55. 


Zeth se mueve y Verónica retrocede, tiene miedo. Él mira hacia arriba y ve la luz, algo se le revela, se estremece. 

Verónica: No sé lo que estás tratando de decir.

Zeth: Estoy diciendo que soy un insecto, que soñó que fue un hombre, me encantó, pero ahora el sueño se acabó y el insecto ha despertado. 

Verónica: No, Zeth. 

Entonces él se coloca en el límite y salta al vacío, asume su condición de soledad, de tener que rechazar lo que más quiere. Sabe que su condición es irreversible. Sus ojos han virado, revoloteado en busca de una última frase humana.

Zeth: Estoy diciendo …. te haré daño si te quedas. 

Zeth, en un intento desesperado de proteger a Verónica, le ha roto el corazón y el suyo también, exhala algo.

miércoles, 1 de febrero de 2017

Revelación







Cuando se me escapa que tengo un blog, de inmediato me preguntan la dirección y sobre lo que escribo. Entonces me apeno y toreo a los preguntones con un “luego les digo” y responden “ahhhhhhh”. Lo cierto es que releyendo a Borges para mi tesis doctoral reparé en cuán transparente era él cuando escribía, es decir, la revelación de sus secretos e inquietudes que lo llevaron a escribir algo, de ahí que en cada página inicial de sus libros de cuentos siempre encontremos una explicación a las ideas que dieron origen a ellos. Sorprenden sin duda la simpleza de su explicación y la naturalidad al hacerlo, y por si fuera poco, sus cuentos son explicaciones más hondas sobre temas que le apasionaron, cuestiones que sin embargo distan de una necesaria comprensión cabal de sus escritos una vez embarcados en la lectura. Lo cierto es que en mi caso respondería que simplemente escribo sobre recuerdos y más precisamente sobre recuerdos inventados y no necesariamente vividos, aunque sí vívidos. Cada momento y detalle en mi vida ha quedado impregnado como una nueva voluta no bien encendido un nuevo cigarrillo. Digamos entonces que escribo sobre invenciones, artificios diría el buen Borges, naturalmente pedestres y mundanos al lado de las suyas, pero ficciones al fin, siempre ellas, pues en rigor, cada recuerdo es la reconstrucción de algo pasado, ya no el modo cómo lo recordamos, ni siquiera cómo lo anhelamos, sino más bien la creación misma al momento de recordarlo, eso y nada más.




Deconstructing Harry de Woody Allen


lunes, 30 de enero de 2017

Confesión





Te quiero y te amo sin artilugios 
tal cual eres
de la única manera como no se debe amar o sin tener que hacerlo
de un modo espontaneo
pero también detesto tus defectos y tus malas caras
y aunque a veces se me acaba la paciencia
y parezca lo contrario
en el fondo aún lo hago
ni más ni menos
sino de una manera nueva
exasperadamente diferente
y creo que en el fondo y en la dermis de mi recuerdo
ese desgarro hace que te busque
un poco a tientas
en las junturas de mis lagunas mentales
en el origen tuyo
ya un poco mio

viernes, 27 de enero de 2017

D






Hemos aprendido a comunicarnos más allá de la obstinación y el egoísmo de terceros, en el espacio que nos dejan y el silencio del amanecer, de la noche. Nuestro solaz se abriga y se crea con la quietud de las lágrimas reprimidas y el olvido espontaneo. Una frase tuya es un pretexto para un diálogo interminable que ellos nunca entenderán.



















Posdata: Tu canción favorita. 


Revelations de Iron Maiden



lunes, 23 de enero de 2017

Past







Condenado por mi pasado, no tanto por mis actos como por mis recuerdos. Vivo anclado de tal manera a lo pretérito, de ahí mi vocación, que encuentro casi imposible proyectarme más allá de mi propia sombra . Y con eso la imposibilidad de un plan, ni siquiera un éxito o un fracaso.  




Ruben Blades y Lo pasado no perdona


jueves, 19 de enero de 2017

Infértil






Todo el ruido respecto a tendencias, posibilidades y libertades sexuales alternativas no conducirá a nada diferente, aquellos que luchan por la diferencia nunca serán lo que aspiran ser, tal vez porque ni si quiera saben quienes son.    

lunes, 16 de enero de 2017

Beyond being, beyond everything






                                                                                 Hasta siempre niño del cabellito azul
                                                                                 o princesita rubicunda
                                                                                 tu sonrisa me aguarda
                                                                                 desayuno y almuerzo a tiempo
                                                                                 estomago contento para el colegio
                                                                                 chocolatines durante el día
                                                                                 tarea y divertimento
                                                                                 los dientes antes de dormir
                                                                                 un cuento volador 
                                                                                 te amaré más allá de todos los límites  
                                                                                 hasta donde pueda encontrarte
                                                                                 espérame  



El mayor gesto de amor de un ser humano es ser padre.




Tears In Heaven de Eric Clapton