viernes, 27 de enero de 2017

D






Hemos aprendido a comunicarnos más allá de la obstinación y el egoísmo de terceros, en el espacio que nos dejan y el silencio del amanecer, de la noche. Nuestro solaz se abriga y se crea con la quietud de las lágrimas reprimidas y el olvido espontaneo. Una frase tuya es un pretexto para un diálogo interminable que ellos nunca entenderán.



















Posdata: Tu canción favorita. 


Revelations de Iron Maiden



No hay comentarios: