domingo, 16 de abril de 2017

Perfume






Hay noches como ésta, madrugadas para ser más exacto, que no deseo encontrarme en mi cama, más bien sentarme paciente a esperar el estallido del alba, sin nadie a mi lado, las cámaras de mis ojos listas para registrar todo, los micrófonos de mis oídos prestos, sentir cómo el vaho sube mis canillas, pensando en lo impensable, observando lo inobservable, percibiendo fantasmas besándose a tientas, como dos enamorados que sin conocerse se adentran uno al otro, se muerden sin preguntar, ignoran nombres y detalles, abrevian los caminos, llegan al corazón por la puerta trasera y luego del intercambio respectivo de pieles, se echan a andar despacio, chinitos de risa sin ganja, saboreándose los dedos y bebiendo el sudor y otras secreciones alternativas, no tan pulcras y libres de alguna patrulla de seguridad, en medio de la nada.   



Reconstruction de Christoffer Boe

No hay comentarios: